lunes, 22 de febrero de 2010

ROMA EN VERANO

















Un tango mudo en una plaza con fuente
un cuarteto de cámara con un violonchelo deshilachado
una suave brisa que nace del río
un alma que amanece su día sin soles
un viejo con túnica desdentada
Séneca llevado desde de las calles de Córdoba
un tuerto que es el rey en la plaza de los ciegos
unas monedas que caen a un sombrero raído
otras afanadas entre la muchedumbre
una mujer que aparenta más vida que años
canarios que dicen la buenaventura
porque para malas venturas
están los rayos de sol oblicuos de todas las mañanas
un cura con sotana perdido entre mil vírgenes sin himen
una tienda de pinochos sin Gepetos
ni formones que le insuflen un hálito de vida
vientos que se duermen en las escaleras de la iglesia
y que pisas como las colas de las novias en días de tormentas.
Roma en verano

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hace dos veranos estuve de vacaciones y creo que aún no he vuelto...

Besos.

Marcos Ortega dijo...

yo no he ido nunca y aún tampoco he vuelto...

TriniReina dijo...

Esta Roma, podría ser cualquier ciudad.

Ni he ido ni está en mis planes...que más quisiera:)

Besos

Me gustó el poema

piero dijo...

No importa demasiado si se ha ido o no, porque puede ser que Roma esté en nosotros, son los antojos que algunas ciudades tienen con los humanos..

Darilea dijo...

Ciudad que me encantaría visitar algún día.
Contigo he iniciado hacer las maletas.
:-) Besitos White