viernes, 7 de enero de 2011

ESQUINAS DE GRANADA
















Te encuentro tan sola y no sé si eres tú
o soy yo o son las alas de las mariposas que se derriten
o las hojas que caen en los aljibes de adobe
o es el silencioso crepitar de las cenizas
tú o yo o el alba en las mareas de tu pelo.
yo o tú o el repicar de las campanas en el empedrado
o siempre tú y las sombras que se coagulan
y ese chirriar húmedo de las bisagras
en las esquinas apagadas de Granada.

5 comentarios:

TriniReina dijo...

Es Granada y tú. Sus sombras y tus huellas. Sus esquinas y tu soledad. Su grandeza y tus estado de ánimos...

Precioso

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Todavía no conozco Granada.
No tengo perdón.

Feliz Año.

Ojo de fuego dijo...

Pues habrá que hacerle un poco de compañía a esas calles de Granada, que seguro que son preciosas...
Puede que nuestros momentos sean los que nos acompañan más que las calles en sí. Vete a saber.

Besos

Miguel Bueno dijo...

Sí, Granada tan sentida y tan adorada.
La semana que viene doblaré sus esquimas y miraré a var si andas escondida.
Un abrazo
Piedra

Oréadas dijo...

Me llevaste hasta sus callejuelas y su olor tan peculiar.
Un beso White.