domingo, 15 de noviembre de 2009

VACIANDO MIRADAS










El ojo de la aguja
La aguja en el ojo
El ojo atravesado por la aguja
Pincha
Se derrama el humor acuoso en forma de lágrimas pastosas
El vítreo empuja, pequeñas piedras chorrean
¿Qué hay en un ojo?
Miradas
Taladras el ojo y las miradas caen:
Un charco de niños
Un avión aplastado
Una mariposa azul
Los pétalos de la margarita deshojada
No pises la sonrisa de Ángel
Ángel, un ángel que vuela
Se cae del ojo y no pisa el suelo
Despereza las alas oxidadas
Las airea
¿De dónde saca las alas si no caben en el ojo?
La imágenes no son miradas de hoy:
Saltan las combas de cuarto año
Se estiran en la acera como una serpiente sin escamas
Como una tenia que sale por la boca
La boca es más grande que el agujero de un ojo
Sigue vomitando y al vomitar se vacía
Cuando se vacía se ciega
La aguja que pinchó al ojo lo cegó
En su punta cuelga
La última mirada
La primera mirada
La luz es oscuridad

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Es bueno.
Mucho.
El poema es de gran nivel.
Te felicito.

Besos.

Marcos Ortega dijo...

me ha gustado mucho más al leerlo que cuando te lo escuché...

piero dijo...

Tiene este poema un ritmo consecuente con el ojo y el ala azul...he avanzado con comodidad por él, hasta que ha temrminado dejándome...

virgi dijo...

Pues sí, White, es muy bueno.
Fuerte y crudo, pero magnífico.
Hay que leerlo varias veces, dice mucho.
Un abrazo

TriniReina dijo...

Bueno, crudo, fuerte, magnifico...Qué más puedo añadir. Enhorabuena.

Besos